¡lluvia de millones!

Susana Villarán: “No voy a postular a ninguna elección”

(Foto: Ana Cabrera)

Publicado: 2015-04-25

Nos recibe a Ana Cabrera y a mí con una sonrisa amplísima en una simpática y bien montada oficina ubicada en Jesús María. Ahí nos cuenta que está creando una institución que se llama Fundación Unidos para Transformar, que básicamente está compuesta por personas que participaron durante su gestión municipal. Su propósito es contribuir con los gobiernos locales y regionales en tópicos que tengan que ver con espacios públicos, transporte, áreas verdes, y así. A continuación, lo que declaró Susana Villarán, la ex alcaldesa de Lima, para La Mula:

(Foto: Ana Cabrera)


¿Te arrepientes de haber ido a la reelección?

Yo no quería ir a la reelección…


Pero sabías que iba a tener un costo alto para ti, si perdías...

He hecho muchas cosas sabiendo que iban a tener costos personales. Pero no vine para tener ganancias personales. A los sesenta y cinco años, es mejor dormir tranquila.


¿Ha hecho algo Castañeda hasta el momento?
No ha hecho absolutamente nada... Lo único que ha hecho es hacer que Lima retroceda.
¿Dónde ha retrocedido más?
Una de las reformas más importantes era el ordenamiento del transporte público y el sistema integrado de transportes de la ciudad. Sin ese ordenamiento, sin esa reforma, Lima no va a tener futuro en términos de calidad de vida. Lima va a seguir siendo el caos, la congestión, la contaminación, y eso es gravísimo. (Y esto es lo que está haciendo Castañeda): paralizando el 60% de la reforma, que eran las rutas de aproximación e integración. Dijo: “No va”. ¿Qué más dijo? “Señores, les doy tres años y medio de autorizaciones a los ‘oriones’ y ‘chosicanos’ para que sigan compitiendo”. ¿Qué pasó? Se retiraron los buses azules del corredor Javier Prado, y le dijeron, contrato en mano: “Señor, usted tenía que retirar once rutas…”. ¿Qué más hizo? Decidió hacer este by pass que ataca otra de las reformas importantes de la ciudad, que es la reforma del Centro Histórico de la ciudad, y que era Río Verde. (Castañeda) ha afectado la viabilidad de Lima y la reforma del transporte, lo que ha dañado a Lima gravemente.
Entre otras cosas, también ha disuelto la Gerencia de la Mujer, ¿no?
No sé si la ha disuelto ya, pero en la práctica ha dejado solamente a una psicóloga y tuvo que recontratar a parte de nuestro equipo para atender el Wawawasi, que es la Casa de la Mujer. Paralizó todo el trabajo de la Gerencia de la Mujer. Bueno, él no es precisamente un amigo de los derechos de la mujer, por decirlo de una manera elegante. En otras ciudades del mundo, en otras ciudades de América, tenemos gerencias. Lima es un “país”, y cada gerencia es un ministerio. También hay una paralización de las obras en el Centro Histórico, otra paralización de las obras Parques Zonales, porque quiere renegociar todos los contratos. Lo que te quiero decir es que, mi campaña [de reelección] significaba: Lima avanza o Lima retrocede. No había punto intermedio. 
¿Qué debe significar la cultura en la política?
Es fundamental. Porque la cultura no es solamente el teatro, la música, la danza andina o la música clásica. La cultura es como el cemento que nos une a todos, lo que nos cohesiona, lo que nos permite tener identidad, reconocernos diversos, hermosos, valiosos.
¿Cuál es el futuro de la izquierda?
Las izquierdas…
Es cierto. Suelo decirlo así, la verdad, pero hay gente que me corrige…
Ah, bueno. No te deberían corregir. Hay izquierdas. Somos un conglomerado, tenemos identidades diferentes. Hay quienes somos más modernos, más abiertos a la inversión privada y peleadores de la democracia. No toleramos a Maduro, o cosas como esas. Hay otros que van a la Embajada de Venezuela… Con todo respeto a mis compañeros, yo no voy. Esas son las diferencias. Yo soy una liberal de izquierda. Hay otros que no aceptan mis ideas liberales. Por ejemplo, el tema de la unión civil, para mí debería ser matrimonio. Tampoco es aceptado. Hay algunos líderes que no le hacen mucho favor a la izquierda, así como hay algunos líderes que no le hacen mucho favor a las derechas. En todo país democrático, tiene que haber izquierdas y derechas.
¿Qué perfil debería tener el candidato o la candidata ideal que represente a las izquierdas en el 2016?
Debería ser mujer. Tenemos mujeres muy valiosas. Debe tener algo de experiencia. La juventud es bien importante, pero no debe estar más allá de los cincuenta años, pero tampoco más abajo.
¿Podrías ser tú?
No. Yo no voy a ir a ninguna elección. Seguiré activa en la política, formando cuadros, fortaleciendo líderes regionales, tratando de predicar mi manera de ser izquierda, que es ser como un pez fuera del agua.
Si me preguntas, me gusta tu forma de ser de izquierdas. Eres como una rara avis…
Una rara avis de la que denostan desde la izquierda. Hace algunos meses me encontré con (Mario) Vargas llosa, y le digo: “¿Qué hago?”. La derecha conservadora me quiere liquidar y desaparecer, y la izquierda también…
Pero los liberales te queremos, Susana…
Sí, pero la izquierda conservadora y la derecha conservadora no me quieren…
¿Y qué te dijo Vargas Llosa?
“Vente conmigo”.
¿Ya ves? Es que tú te llevarías muy bien con nosotros, los liberales de derechas…
Creo que, en el liberalismo más genuino no he visto nunca escindirse la justicia con la libertad, porque para ser justos, necesitamos ser libres. Y para ser libres, necesitamos justicia. Entonces, esas dos dicotomías que nos han separado por mucho tiempo -de manera absurda-, deben unirse. Yo creo que lo intentaré hasta el final de mis días. Unirlas.
Bueno. Pero te preguntaba por el candidato o candidata para el 2016. ¿A quién te gustaría ver con posibilidades?
A una mujer, y con experiencia.
¿A quién?
A mí me gusta mucho Susel Paredes. Me encanta.
A mí también… ¿pero para la presidencia?...
Creo que sí. Con todos los presidentes que hemos tenido… dios mío… Susel Paredes es una abogada de fuste, es una mujer que sabe y conoce muy bien la ley. Me encanta su conexión con la gente, la capacidad que tiene. Además, sabe tomar decisiones en los momentos difíciles.
¿Qué más?
Sabe mirar lejos. Y es muy buena trabajando en equipo. Sabe hacer equipos y sabe reconocer quién vale y quién no vale. Y al que no vale, lo saca al fresco.
Además, es muy carismática…
Se conecta con la gente, habla con la gente. Expresa, de igual forma, un mundo que tenemos que aceptar de una vez por todas, y dejarnos de… estupideces... Iba a decir otra palabra, pero no la dije porque soy muy fina…
… dejarnos de huevadas…
… de huevadas… O de cojudeces… Por favor, no nos hagamos los cucufatos...
… o los modositos…
Exactamente. Y no lo digo por su orientación o su identidad sexual, pues a ella la definen también elementos que podrían ser muy necesarios para una presidencia diferent
¿Existe “el (o la) Mujica peruano(a)”?
No. En mi caso, no tengo ni la edad ni el Volkswagen azul.
¿Y cómo ves a Verónika Mendoza o a Marisa Glave?
Verónika Mendoza es una mujer estupenda. Es muy inteligente y muy articulada.
Pero pensando en el 2016…
La veo un poco joven. Creo que debería tener un período más en el Congreso. Hacerse más conocida en el interior del país. Ser más mediática. La aprecio mucho y me parece fantástica. Marisa, por su lado, tiene enormes dotes de política. Es brillante, pero también le falta madurar.
¿Cómo te ves regresando a la política?
Estoy en la política...
Postulando a algo, digo…
No voy a postular.
No vas a postular… ¿por el momento?
En estas elecciones, no. Y en las siguientes, estaré con mis nietos grandes y en otra onda. Tomándome fotos, así como las tías feministas de los sesentas, con el pelo blanco. Quiero disfrutar de otras dimensiones de mi vida.
¿Cuál es tu gran miedo?
Mi gran miedo es que me dé Alzheimer.
¿Qué es lo más detestas?
La deslealtad.
¿Con qué personaje histórico te sientes más identificada?
Me encanta Hannah Arendt… Y Albert Camus.
¿Qué persona viva te inspira desprecio?
No desprecio a nadie, de verdad. Tampoco odio a nadie. Me intoxicaría con cualquiera de esas dos emociones.
¿Cuál es tu bien más preciado?
Mi familia.
¿Dónde te gustaría vivir?
Donde vivo ahora, frente al mar.
¿Cuál es el rasgo que más te desagrada de ti misma?
Que no sé decir NO (Risas).
¿Y el rasgo que más te desagrada de los demás?
La deslealtad y la falta de coraje.
¿Cuál es tu mayor extravagancia?
Comprarme cuadros cuando no tengo para pagar la luz (Risas).
¿Cuál es la cualidad que más te gusta de un hombre?
Es un mix. Que sea guapo, inteligente y tierno. Es muy difícil encontrar a alguien así. Por eso ando sola (Risas).

Escrito por

Pedro Salinas

Escribe habitualmente los domingos en La República. En Twitter se hace llamar @chapatucombi. Y no le gustan los chanchos que vuelan.


Publicado en

Después de todo

Un programa conducido por Pedro Salinas